Crítica película: “Un día perfecto”: Gajes del oficio. Por David Nebreda

David y yo tuvimos la suerte de coincidir en misión post-emergencia ébola en Kabala, Sierra Leona. No fueron pocas las veces que nos servimos de dudasexistenciales sobre cooperación internacional, ayuda en emergencias. Le dábamos vueltas sobre nuestro sentido y propósito como cooperantes en campo terreno, todo sazonado con cualquier otra divagación sobre la solidaridad bien entendida.

Pues bien, mi colega David Nebreda no se le ocurrió nada mejor que esta gran crítica sobre la película “Un día perfecto”. Finalmente, unos días de vacaciones en España me permitieron ver la película  (penosamente doblada al castellano, que le vamos a hacer…). 

Una de sus perlas:

(…)”Un día perfecto” refleja bastante bien el sentir y pensar de la gente que trabaja en el mundo humanitario, y desmonta los mitos de solidaridad, caridad e idealismo con los que mucha gente identifica este mundillo. Pero también se aleja de los tremendos dramas humanos que algunas películas sobre el tema cuentan, en los que todo son desgracias horribles y situaciones capaces de traumatizar a cualquiera. Es esa sensación, que da la película y que yo he tenido en terreno más de una vez, de no saber si lo que estás haciendo vale para algo o tiene sentido, de que cuando intentas ayudar no obtienes resultados mientras que otras cosas que haces a las que no das importancia marcan la diferencia. Esa incertidumbre de no saber si podrás terminar lo que empiezas porque, por mucho que todos los implicados (organismos internacionales, ONGs, población local, autoridades…) digan que quieren lo mismo, los objetivos y formas de actuar no siempre son compatibles y en ocasiones entorpecen unos a otros.

A veces hay situaciones que vistas desde fuera parecen absurdas, y muchas veces el mérito de la gente que trabaja en estos asuntos es el de mantener la cabeza fría y operativa en circunstancias esperpénticas, donde todo cambia cada cinco minutos, donde lo único puntual son los imprevistos, y donde unas veces romper una norma es cuestión de supervivencia y otras no seguirla puede tener consecuencias desastrosas. Es muy interesante ver también qué efecto tiene esto en la gente,  y creo que la película lo refleja bien. Cómo el idealismo y la solidaridad están siempre ahí, pero enterrados bajo capas y capas de cinismo, humor negro, experiencia y resignación, que se hacen más gruesas conforme pasa el tiempo, y sin las cuales no se podría mantener la cabeza y la profesionalidad.
(…)lejos de las imágenes del cooperante comprometido, solidario e idealista que se tiene habitualmente, haciéndose fotos con niños morenos y pobres

► Puedes leer su crítica completa en el Blog El Arte Muere aquí

Rompiendo estereotipos: Omar

Video donde Omar, migrante de una asociación senegalesa busca combatir los esterotipos y mitos sobre la migración en España y Europa.

Este vídeo ha sido realizado en el marco del proyecto “Los objetivos del Milenio por las Organizaciones Migrantes”

Participación:Alianza por la Solidaridad (ACME); Asociación de Inmigrantes Senegaleses en España (ALSE)

(Video) An African’s Message for America: Help Yourself!

La mejor parte es a partir del minuto 4:25: “Your are not gonna save anybody, you are gonna save yourself”


This short documentary profiles a Kenyan activist who asks American student volunteers: “Why do you want to help us? Help your own country.”

A volunteer trip abroad has become almost a rite of passage for a certain set of Americans, particularly students. This Op-Doc video profiles a Kenyan activist who has one simple question for them: “Why?”

Nearly one million people from America volunteer abroad each year. They are mostly young, mostly affluent and overwhelmingly white. It made me wonder: when we look to do community service, why do so many — particularly the privileged among us — look to places so far from home?

I followed the Kenyan photojournalist and activist Boniface Mwangi as he spoke with American college students to get to the core of why it can be more appealing to “save” Africans like him than to address social inequalities on their own soil.


Produced by: Cassandra Herrman

Read the full story here: http://nyti.ms/14iMjCl

Manual antirumor: Stop Rumores

La Federación Andalucía Acoge y las asociaciones que la conforman han asumido el reto de poner en marcha el proyecto Stop Rumores. Se trata de una iniciativa que promueve la creación de una Agencia Antirumor, cuyo objetivo es combatir los rumores negativos e inciertos que difiultan la convivencia en la diversidad en nuestros entornos más cercanos.

Puedes descargar el Manual aquí


Fuente: http://stoprumores.com/

Rompiendo estereotipos: EverydayAfrica

Encontrarse con iniciativas de este tipo dan verdaderamente gusto y alegría. Pese a que no utilizo la plataforma Instagram (me he negado a utilizar internet en el móvil, soy así de excéntrico) existe el proyecto denominado EverydayAfrica: el cual cuenta con más de 110.000 seguidores y retrata el día a día del continente negro. Sin edulcorantes ni avinagrado.

“Actualmente son profesionales quienes nos envían la mayoría de las fotos, pero nuestra intención es que, gracias al aumento del uso de móviles en el continente, sean los ciudadanos quienes cuenten sus vidas a través de la fotografía”, comenta DiCampo. “Lo verdaderamente interesante sería que profesores, banqueros, doctores, agricultores o los mismos turistas documentasen el mundo que les rodea” cuentan los fotoperiodistas Peter DiCampo y Austin Merril, creadores de la plataforma

Portales como EverydayAfrica son una puerta hacia la mirada limpia e inmaculada de África, en el que las redes sociales permiten que la estereotipia se vaya poco a poco difuminando.

EverydayAfrica


Especial agradecimiento a Instagram por obligarme a registrarme para seguir el proyecto.

Rompiendo estereotipos: Fundación Khanimambo

Erric Ferrer, responsable del área de comunicación de la Fundación Khanimambo en Mozambique, donde llevan años siguiendo una línea de comunicación muy clara, concluye: “Entendemos la cooperación como un intercambio, generando optimismo y poniendo énfasis en la parte más positiva de nuestro trabajo. Huimos de los estereotipos de la caridad, del sufrimiento, la pobreza o la tristeza”. Y les funciona. En 2011 lanzaron una campaña en la que los niños de Praia Xai Xai ofrecían su ayuda a los españoles, estresados y agobiados por su rutina. Déjate Ayudar se llamaba.


Fuente: fundacionkhanimambo.org