(Documental) Robando África

.

Rüschlikon es un pueblo en Suiza con una tasa de impuestos muy baja y una población bastante adinerada. Esta población recibe más transferencias públicas de las que puede usar, gracias a uno de sus residentes: Ivan Glasenberg, el presidente de la compañía Glencore.

Las minas de cobre que Glencore opera en Zambia, en cambio, no generan grandes sumas en impuestos para este país africano. Zambia tiene la tercera reserva más grande de cobre en el mundo, pero 60% de su población vive con menos de US$1 al día y el 80% de sus habitantes son desempleados. Basados en investigaciones de documentos públicos, este documental describe el sistema de impuestos empleados por las multinacionales en el continente africano.

Director Christoffer Guldbrandsen
Producer Henrik Veileborg
Produced by Guld­brandsen Film

¿Te imaginas que asesinaran a 147 estudiantes en el campus Unamuno de Salamanca?

Una vez pasados varios días del asesinato de 147 personas en la Universidad de Garissa (Kenia), los que estamos en campo terreno en Lamu, Kenia se nos ha queda la cara de estupefacción ante la irrisoria repercusión de los atentados terroristas. Al menos, tal ínfima difusión ha ayudado a engañar  tranquilizar a nuestros familiares.

De verdad te lo pregunto ¿te imaginas que asesinaran a 147 estudiantes en el campus Unamuno de Salamanca? No me valen excusas. El valor de una muerte no debería estar condicionado en base a su procedencia y estatus social. Pero esto no es así ¿por qué?

bastenier

Una razón sería el efecto de proximidad. Está claro que conectamos mejor con lo que nos es cercano y allegado. Así, somos más sensibles a las muertes en España y Europa que en un país lejano como Kenia, salvo que exista un vínculo previo (ej: si estuvimos de safari en Kenia, si tenemos un amigo en Kenia, etc…). En este punto, no habría ni discriminación ni deshumanización, del mismo modo que nos duele mucho más la muerte de una familiar que la de un vecino.

Otra razón es la accesibilidad. Llegar a conseguir información de primera mano en Garissa fue prácticamente imposible, a excepción de María Ferreira. Así, medios como El País, El Mundo, se hicieron eco a través de países como Burkina Faso o Madagascar. Esto no deja de ser una mala noticia, y refuerza negativamente el concepto de África como país y no como continente. Aquí ya comenzaría la deshumanización.

Como no soy periodista, mejor que te lo explique Sebastián Ruiz

También se debe mencionar que no innova un suceso que se lleva perpetuando varios años, como lo es Al-Shabab. Por eso tiene más repercusión el siniestro de Germanwings en Francia (y de paso estigmatizar la enfermedad mental, aunque eso es otro tema). Porque no es normal que se estrelle un avión de forma presuntamente intencionada, pero sí es desgraciadamente esperable que Al-Shabab vuelva a atentar otra vez.

Sin embargo, las consecuencias de todo ello hacen que se devalúe el continente africano, fruto de la insensibilización. La deshumanización entra de lleno cuando no existe ningún escrúpulo en mostrar fotografías de cadáveres amontonados, sin respetar a los familiares de las víctimas. Que yo recuerde, esto no ocurrió con el 11M. Parece que el color de piel determina si un cadáver pudiera o no ser mostrado.

Por último, el más evidente: el estatus social. El horroroso atentado en Charlie Hebdo fue ampliamente cubierto, dado que los fallecidos eran personas con un estatus social importante. Esto no ocurre en Garissa. Queda claro con la frase “Esto no va a tener repercusión porque no han matado a ningún blanco”  dicho por un superviviente.

cats2

Después de todo lo dicho, me resulta complicado aportar soluciones. Siempre digo que la empatía es el santo grial del entendimiento humano, pero ¿cómo promover la empatía en vez del odio?

Yo hablaría de un ejercicio de moralidad constante. Como quien va al gimnasio, hacer un hábito mental y emocional. Ser más listos que nuestros prejuicios y estereotipos, adelantarnos a ellos. Ser consciente de ello ya es un gran paso. Sin embargo, son muchas las variables que influyen y no dan cabida en este post.

* * *

Cuando existe un atentado terrorista de estas características, están atentando contra todos nosotros. Y no lo digo porque suene bien, porque quede bonito cual frase típica #todosjuntos. Es simplemente así. Ver estos actos terroristas como lejanos, es entrar en una cómoda ceguedad colectiva y global sobre un asunto que nos atañe a todos.

Tenemos el deber de empatizar con el ser humano como responsabilidad civil, no como un añadido personal. Se deben promover tales hábitos, como norma y no como excepción. De hecho, no haría falta ni siquiera hacer referencia a todo esto; no haría falta esta entrada de blog, puesto que se entendería por defecto. Por el mero hecho de ser humanos. Solo por eso.

 

Te lo vuelvo a repetir: ¿te imaginas que asesinaran a 147 estudiantes en el campus Unamuno de Salamanca?

 Pues eso mismo ha ocurrido en Garissa, Kenia.

tumblr_nmedxyGhXK1qdqgjdo1_1280

Fotografía: Diario keniano DailyNation, edición 6 de abril de 2015

__

Para saber más:

http://www.viajesalpasado.com/cronica-del-atentado-terrorista-de-garissa/

http://www.viajesalpasado.com/garissa-asi-fue-la-matanza/

http://www.viajesalpasado.com/garissa-lo-que-no-se-ha-contado-del-atentado

http://www.eldiario.es/desalambre/supervivientes-Kenia-terroristas-invitaban-disparaban_0_373762806.html

http://www.eldiario.es/desalambre/dia-despues-secuestro-universidad-Garissa_0_373412912.html

Ellos también son “Charlie Hebdo”

(…) En ningún momento debemos olvidar que los fundamentalistas no son cristianos, tampoco musulmanes, son fundamentalistas, sin más. No debemos caer en el error de ver al enemigo en los musulmanes ni en la religión

(…) Es necesario acabar con el terrorismo, con los fundamentalismos y con el extremismo pero no hay que olvidarse de hacer desaparecer también el racismo, los prejuicios, el etnocentrismo y demás actitudes que predisponen a que estos sucesos no deseados sean más probables.

Puedes leer la entrada completa de paradojasmundanas.wordpress.com aqui


Fotografía recuperada de la misma fuente origen

 

De toques y quedas lamunios

Como solemos decir los que estamos instalados en Lamu, se paga libertad para ganar seguridad. Lo que no queda muy claro si ese precio no sólo es justo, sino necesario.

 Tal es el desencanto ante las medidas del toque de queda, que los habitantes de la isla de Lamu decidieron realizar una protesta pacífica en la plaza Mkunguni, sin más altercados que hacerse valer de su voz.

 El ya famoso curfew law o toque de queda, es una medida centralizada desde el gobierno keniano para salvaguardar la seguridad de los habitantes del distrito, dado a los atentados terroristas acaecidos en el distrito de Lamu¹ (no confundir en la Isla de Lamu).  Todos los habitantes deben estar en sus respectivas casa, 6:30pm en el continente, 9pm en la Isla.

 La medida se ha ido prorrogando desde el mes de julio, generándose mucha controversia y disparidad de opiniones. Los principales detractores hacen hincapié en las lamentables consecuencias sobre el sector turístico. El turismo en Lamu hace estragos ante el ahogo que supone dejar de recibir turistas. Hoteles emblemáticos en Lamu están a la venta por falta de sector terciario (principal fuente de ingresos en Kenia).

 De parecida manera, los pescadores no pueden hacer su trabajo durante la noche. Así, las clases media y baja de Lamu, ya de por sí mermadas por la intrínseca pobreza del distrito, empeoran y se empobrece su situación sociofamiliar. Como suele ser habitual los más afectados son precisamente los que menos necesitan estarlo.

* * *

Pese a esta estampa actual, los que realizamos cooperación internacional somos optimistas y vemos un futuro halagüeño, el propio que Lamu merece. Una vez establecida rutina que pronto llegará, Lamu se pondrá manos a la obra a progreso y desarrollo, lo que hará que este toque de queda pase a ser simplemente una incómoda anécdota a contar.

 Así lo esperamos


Fotografía @MargotKiser en twitter. Protesta en la plaza Mkunguni, 17 de octubre 2014

¹ internacional.elpais.com/internacional/2014/06/16/actualidad/1402903109_000286.html