Nisreen ha recibido el apoyo psicológico y ha intentado animar a sus hijos a pintar para que expresen sus sentimientos y puedan procesarlos. “Como no pueden salir, les he conseguido algunas cosas que puedan utilizar dentro de casa. Por eso tienen un teléfono y un ordenador, pueden jugar con ellos cuando terminan de estudiar. El ambiente ha cambiado, ahora están mejor, emocionalmente hablando”.

 

Fuente: msf.es

About the Author Airam Vadillo

📂Psicólogo en Acción Humanitaria. Ahora en Ramtha, frontera jordano-siria con Médicos Sin Fronteras. Soy alérgico a las mentiras, especialmente a las mías. • airam@uma.es 📍Mis opiniones son personales y no reflejan necesariamente la opinión de la organización en la que trabajo.

Si deseas comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s