Presencia

Deja un comentario
EmocionesPlenas, Presencia

Un día, mientras estaba sentada sintiéndome como un niño sin madre -como efectivamente sucedía- me invadió el sentimiento de formar parte de todo, de no existir separación alguna. Sabía que si cortaba un árbol, mi brazo sangraría. Y me reí y lloré y corrí alrededor de mi casa. Simplemente supe lo que era. De hecho, cuando sucede, no puedes pasarlo por alto.

 Alice Walker.


Fotografía recuperada de jazzmodeus en flickr

Escrito por

Psicólogo en Acción Humanitaria. Soy alérgico a las mentiras, especialmente a las mías. • airam@uma.es

Si deseas comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s